No hace mucho tiempo inauguré en el Amàre Marbella Beach Hotel mi primera exposición de fotografía decorativa. Una muestra que, además, fue mi entrada a un nuevo concepto de interiorismo: el hotel art.

Quizá ya me conozcas y sepas que mi pasión, y mi profesión, es la fotografía de moda. Por eso, la exposición que presenté en el Amàre Marbella Beach Hotel fue mi primera experiencia dentro del mundo del interiorismo.

UNA EXPERIENCIA DISTINTA

La muestra estaba formada por diez obras de arte destinadas a la decoración y el interiorismo no sólo de salones, despachos, dormitorios… también de hoteles e incluso de grandes superficies. En ellas he mezclado la fotografía de moda con otras ramas artísticas como la pintura al óleo, la acuarela… y el tratamiento digital de imágenes.

El objetivo del proyecto era la creación de espacios sofisticados donde la fotografía cobra el protagonismo decorativo principal. Por eso, los cuadros estaban distribuidos desde la recepción del Amàre Marbella Beach Hotel hasta la planta -2. Desta manera, el recorrido se convertía en una experiencia distinta capaz de despertar los sentidos.

HOTEL ART: PARA TUS SENTIDOS

Esta exposición se integraba dentro de la tendencia hotel art, una corriente artística que nace de la introducción del street art en hoteles de diseño. La filosofía de Amàre Art la recoge a la perfección: estimular los sentidos de sus huéspedes, armonizando la belleza y convirtiendo su estancia en una experiencia sensorial a través del arte.

Las obras expuestas forman parte de una línea de decoración que lancé con la colaboración de mi socio en Albert Gallery, el interiorista José Flores. Está formada por cuadros de gran formato –de 1,5 metros por 2 metros– en metacrilato y aluminio con ediciones limitadas.

Además, el hotel integró mis obras Ara Yellow, Ara Green, Ara RedNeferet en las puertas de los ascensores y en una escalera. Así conseguía aportar un valor añadido a estos espacios. El que los observa está contemplando una obra artística, se convierten en lugares únicos. Es el concepto del hotel art: hacer que las obras formen parte de la arquitectura del edificio, que cobra otra dimensión y se eleva a la categoría de arte.

hotel art

UNA NUEVA FACETA

Todo el proceso de creación me permitió descubrir una nueva faceta de mi expresión artística muy distinta a mi trabajo diario, donde tengo que cumplir las indicaciones de mis clientes. Sin embargo nadie pone límites a mi creatividad cuando me enfrento a una obra decorativa. Y eso, para mí, ya es una experiencia increíble y realmente gratificante.