No sabes qué regalarle el día del padre.  

 

Estás buscando inspiración para ir más allá del típico pack de corbata y gemelos o superar el listón tan alto que te pusiste el año pasado.  

Pues bien, te propongo una idea que quizá nunca, hasta ahora, había pasado por tu mente: regalar arte.  

 

MOTIVOS DE SOBRA

 “Invertir en arte, además del disfrute estético personal, genera beneficios e imagen para el comprador, ganancias económicas con el paso del tiempo si se realiza una buena compra y también beneficios fiscales”.  

 

La experta asesora en arte Ana Serratosa sintetiza a la perfección las razones para regalar arte.

 

Efectivamente, una obra de arte es algo único que no sólo no pierde valor sino que, además, se revaloriza con el paso del tiempo y los expertos económicos lo catalogan como un valor refugio. 

ACERTARÁS CON TU REGALO

 

Pero lo más importante es que cumplirás con tu objetivo: ¡le sorprenderás en el día del padre! Y lo harás con un regalo exclusivo, pleno de sensibilidad y elegancia y que perdura el tiempo.  

En definitiva, un regalo imperecedero que trasciende cualquier moda o tendencia y que otorgará un toque de distinción en las paredes de su despacho, su salón, su dormitorio…  

AL ALCANCE DE TU PRESUPUESTO

 

Tranquilo, no vas a necesitar pedir un crédito para acertar con tu regalo del día del padre.  

 

El arte hace tiempo que dejó de ser un espacio elitista para hacerse accesible a muchas economías.  

 

En realidad, un precio elevado no garantiza que estés ante una buena inversión. En mi tienda encontrarás obras de series limitadas, certificadas y firmadas que, seguro, se ajustan a tu presupuesto.  

 

DECIDE CON EL CORAZÓN

 

Un último consejo: a la hora de elegir déjate guiar por las sensaciones y los sentimientos, por el corazón y, por supuesto, por los gustos de tu padre… que, quién mejor que tú, seguro que conoces.